Aurelia Gil pone el broche de oro a la pasarela Bridal Collection con diseños para novias fluido y lleno de volúmenes

  • También desfilaron los nuevos talentos Beltho Couture y Arantxa Arenas, Pomeline, Diazar y Marcos&María
  • La pasarela cierra su séptima edición con el éxito regreso del público, la participación de la firma internacional Adama Paris y la excelencia de las colecciones que se apoyan en trabajo artesanal

La pasarela Bridal Collection Gran Canaria Moda Cálida cerró hoy la edición 2021 por todo lo alto en el salón Miguel Martín-Fernández de la Torre, en un edificio emblemático como el Hotel Santa Catalina, con la participación de los nuevos talentos Beltho Couture y Arantxa Arenas, las firmas grancanarias Pomeline y Diazar Atelier, la tinerfeña Marcos&María y el broche de oro de Aurelia Gil, que deslumbró al público asistente con su novia excesiva, fluida y llena de volantes.

 

Los primeros en mostrar su trabajo sobre la pasarela fueron esos llamados nuevos talentos, las últimas incorporaciones del programa Moda Cálida que impulsa la Consejería de Industria del Cabildo de Gran Canaria, quienes desplegaron dos colecciones muy distintas y llenas de personalidad. La de Beltho Couture lleva como nombre 'Surregency’ y quiere mostrar el surrealismo de la regencia, como alternativa a esos bailes de debutantes, vistiendo a chicas fuertes y empoderadas, que deciden por sí mismas, convirtiéndose en mujeres dueñas de su destino, compuesta por volúmenes exagerados y la iconografía del artista Salvador Dalí.

 

La de Arantxa Arenas, bautizada ‘New Rellok’, es un paseo por la historia de la moda bajo la mirada de la diseñadora. La transición de la vestimenta entre los años 40 y 50 es lo que inspira esta colección, con toques vintage, pero de corte actual. La colección, en su línea de fiesta toma el nombre de ‘Sofisty' por sus propuestas elegantes y estilosas, creando prendas versátiles que pueden ser usadas tanto para eventos de ceremonia como para una tarde de cóctel de carácter más informal. Uno de los ideales de esta firma emergente es crear prendas que sean vividas y cómodas.

 

Le siguió la firma Pomeline y su colección ‘Varanasi’, una colección mixta con 14 looks femeninos y uno masculino, inspirada en La India y pensada para bodas, ceremonia e invitadas. Concebida para esas personas que siente pasión por los colores vibrantes, la riqueza de los tejidos como la seda y valoran la moda atemporal y su larga vida, la mayoría de diseños están compuestos por dos piezas, con faldas amplias y top o blusas, vestidos largos muy vaporosos, sari y la tradicional chaqueta masculina larga con abotonadura central. Además, en la colección hay una única pieza elaborada con seda de las Hilanderas de El Paso, perteneciente al sello Isla Bonita Moda, que sigue utilizando las mismas técnicas textiles del siglo XVI.

 

Diazar Atelier, por su parte, presentó ‘Náyades’, su colección nupcial y ceremonia 2022 que toma su inspiración de las criaturas mitológicas de la antigua Grecia vinculadas al agua como elemento esencial de la vida. El estilo artístico del romanticismo, característico de este imaginario, se evoca a través de tejidos suaves y ligeros, vaporosos y con caída, que aportan movimiento y fluidez mediante combinaciones de tules, gasas y bordados.

 

En cuanto a Marcos y María y su colección ‘Hay mujeres’, desplegó sobre la pasarela transparencia, exotismo, brillo y movimiento, una oda a la mujer, en definitiva, misteriosa, segura y a la vez atrevida que siempre ha destacado en sus propuestas. Marco Marrero y María Díaz se han lanzado a utilizar texturas y colores sofisticados añadiendo algún atrevimiento en volúmenes. Hablamos de una colección rica en detalles y superposiciones de tejidos donde aparecen nuevamente tules, organzas, muselinas y la incorporación de tafetanes de seda.

 

El cierre estuvo a cargo de la ya veterana Aurelia Gil que, con ‘Volver’, extrae de nuevo la figura de la novia de un entorno clásico y convencional, porque la novia del futuro de Aurelia Gil se presenta excesiva, con volantes, puntillas, bordados. Fluida y con volúmenes.

Los tejidos protagonistas de esta colección son gasas georgettes, plumetis y creps, todos en seda. Además, se añaden puntillas, tules, bordados en algodón, encajes de bolillo, algodones rústicos y muselinas, todos en sus colores naturales dando un amplio abanico de colores crudos y blancos que aportan un aire rústico a esta historia. Volúmenes, pantalones, chalecos y trajes hacen que la mujer resurja como absoluta protagonista.

 

La consejera de Industria, Minerva Alonso, quiso resaltar el éxito que supone haber vuelto a hacer el evento con público y la buena acogida que ha tenido; la importancia de haber contado en esta edición con una diseñadora internacional como Adama Paris en virtud del programa Modamac que lidera Gran Canaria y financiado en un 85% con fondos FEDER, y la excelencia desplegada sobre la pasarela que pone en valor el trabajo de costura artesanal, único y rico en detalles.